Así funciona nuestro pluviómetro

Hace unos días nos subimos al tejado a reajustar nuestra estación meteorológica y a cambiar el pluviómetro de sitio para evitar errores de medida por culpa de las rachas fuertes de viento.

Cuando estábamos arriba, un alumno preguntó que cómo se media de manera automática el agua caída y cómo se vaciaba el recipiente. Llegaba el momento de desmontarlo y mostrar su funcionamiento.

Nuestro pluviómetro es de los denominados de balancín. Veamos una foto

IMG_4160

El pluviómetro mide de forma precisa la cantidad de lluvia caída mediante un balancín de vaciado automático. El principio de este tipo de pluviómetro registrador es muy simple.

113014_2315_Asfuncionan2.jpg

El recipiente de plástico, dividido en dos compartimientos, se coloca en equilibrio inestable sobre un eje horizontal; en su posición normal, el recipiente reposa sobre uno de sus topes, lo que impide que se vuelque completamente. El agua de lluvia es transferida desde un embudo colector al balancín. Cuando recoge un determinado volumen de lluvia, la cubeta pierde estabilidad y se inclina hacia su segunda posición de reposo.

Los compartimientos del recipiente son de forma tal que el agua puede salir por la parte inferior una vez que el balancín cambia de posición.

IMG_4162

El dispositivo dispone de un interruptor reed (un reed switch o interruptor de lengüeta es un interruptor eléctrico activado por un campo magnético) que se abre cada vez que el peso del agua acumulada hace bascular el balancín, lo que produce un pulso que puede ser registrado mediante un datalogger o contador de pulsos.

Esta señal es enviada a la estación receptora donde se procesa y almacena.