La protesta de los ‘profes’ de Tecnología llega a la estratosfera

Pancarta "Una educación sin tecnología, una juventud sin futuro" FOTO: MADERO CUBERO

Pancarta “Una educación sin tecnología, una juventud sin futuro” FOTO: MADERO CUBERO

Lanzan un globo aerostático a 26.000 metros de altura desde el Bulevar del Gran Capitán para visibilizar la utilidad de una asignatura que perderá valor con la Ley Wert

Quizás se pueda protestar más fuerte pero difícilmente más alto. Esta mañana, los profesores de Tecnología de Córdoba han lanzado hasta la estratosfera un globo aerostático fabricado, precisamente, por alumnos de una asignatura que según el primer borrador de la nueva ley educativa del ministro José Ignacio Wert perderá protagonismo en las aulas. El globo de helio ha sido puesto casi en órbita por una curiosa agencia espacial creada en el instituto de secundaria Santa Rosa de Lima. La agencia se llama Limasat y el profesor y apasionado de la ciencia José María Muñoz.

El globo de helio está perfectamente equipado para participar y divulgar un proyecto científico que se realiza en un instituto de Córdoba. Gracias al helio y al diseño de un software que calcula la dirección y fuerza del viento, los alumnos saben que a la hora que lo han lanzado dónde caerá. El globo voló sobre las 11.50 de la mañana y tenía previsto caer a las 13.38 en un punto del término municipal de Archidona (Málaga), con una precisión asombrosa. Equipado con alta tecnología, su objetivo es medir la temperatura de la troposfera, que según el profesor José María Muñoz debe estar en torno a los 60 grados bajo cero, y hacer fotografías. La “sonda”, que así la llama el profesor y su alumnado, también hará fotografías. Está equipada con tres cámaras: una apunta hacia el horizonte, otra hacia el globo y una tercera hacia abajo, hacia la tierra. Las imágenes, una vez recuperada esta increíble sonda espacial fabricada por alumnos de Secundaria, se colgarán en el blog de la agencia espacial Limasat.

El globo triplica sus dimensiones al crecer el helio que guarda en su interior. Tanto que cuando llega a su límite estalla y cae de nuevo hacia la Tierra. Para recuperarlo, tiene instalado un sistema de GPS, todo aportado por el propio profesor, un apasionado de la ciencia que ha conseguido transmitir ese amor a sus alumnos.

Una pequeña observa un robot realizado por alumnos de tecnología FOTO: MADERO CUBERO

Una pequeña observa un robot realizado por alumnos de tecnología FOTO: MADERO CUBERO

Esta protesta hacia la estratosfera ha sido, quizás, la más espectacular de una mañana de reivindicaciones en el Bulevar del Gran Capitán presidida por un enorme cartel: “Una educación sin tecnología, una educación sin futuro”. “Lo están desmantelando todo, todo, todo”, le decía una señora a su marido mientras paseaba y veía muchos de los inventos de al menos una docena de institutos de Córdoba y provincia. “Reducen la asignatura de tecnología por que como los políticos no la han dado no se informan y piensan que los profesores no estamos haciendo nada”, denuncia el portavoz de esta plataforma de profesores de tecnología en Córdoba, José Antonio González Ariza. Según el primer borrador de la Ley Wert, esta asignatura sólo será obligatoria en un curso de secundaria. Ahora, lo es el segundo y tercero de ESO, mientras que en cuarto ya es optativa, al igual que en Bachiller. “Nos reducen a un tercio de lo que somos ahora”, insiste.

Esta plataforma de profesores engloba a 1.750 docentes de toda Andalucía, que no perderán su trabajo con la reforma de la Ley Wert. Al contrario, protestan por que quien va a perder es la sociedad. Según González Ariza, gracias a esta asignatura que se lleva impartiendo una década en las aulas del país España disfruta ahora de una de las mejores hornadas de científicos e ingenieros de su historia. “Es que no tiene sentido. La tecnología no está muerta. La tecnología nos rodea y es necesaria para conseguir un país puntero”.

 

Noticia extraida de www.cordopolis.es

 

 

Deja una respuesta